Tienes que leer esto si estás pensando en empezar a correr

Son las 6am el despertador no para de sonar y para colmo está fuera de mi alcance, con paso lento y vacilante propio de quien aún se encuentra abrazado por el dios del sueño camino hacia el bendito aparato chillador y lo apago, me meto en el baño y tomo una ducha rápida para despejar la presencia de Morfeo de mí, me visto con un short y una franelilla y me coloco mis zapatillas deportivas y salgo a correr por un buen rato no menos de 30 minutos ni más de 60… hoy hace ya un tiempo atrás di mis primeros pasos en el mundo del “Running” y quiero compartir con ustedes las premisas que me han puesto en el camino que hoy me lleva a levantar mi cuerpo de la cama y a ponerlo en actividad más precisamente para empezar correr.

Por qué correr

Es un modo de ejercitarse económico y muy completo fíjense en lo que he encontrado.

Tonifica los músculos, fortalece los huesos y refuerza los cartílagos

Con la carrera se consigue lo que realmente somos, pues todas los seres humanos (salvo excepciones medicas) hemos nacido para andar sobre nuestros pies, no hacerlo sólo trae problemas físicos y enfermedades crónicas. Al empezar correr fortalecemos las articulaciones, los músculos, los tendones y los huesos.

Despeja la mente y aclara las ideas

Los corredores de años y experimentados saben que el correr ayuda a la mente, lo utilizan como terapia para descargar las preocupaciones y despejar la mente. En unos minutos corriendo empiezan a aparecer en nuestra mente tantas ideas por la cabeza que en poco tiempo, los bloqueos creativos existentes desaparecen y lo que parecía ser imposible de solventar se le encuentras varias respuestas. Pero para llegar a esto se necesita tiempo y dedicación pues los que empiezan a correr nos contentamos con acabar de pie dicha carrera.

Estilo corporal

El corredor habitual consigue mejorar su postura corporal y no solamente en lo referente al aspecto físico de delgadez o buena tonicidad muscular, hasta ahora no existe ningún otro deporte o ejercicio más eficaz para estilizar el cuerpo. Corriendo regularmente se pierde peso hasta alcanzar el peso optimo donde tu cuerpo y tus articulaciones no se resienten al tener que manejar el peso corporal, las piernas tienden a adelgazar y se tonifican, la cintura se hace más estrecha, la barriga reduce su tamaño, la espalda se arquea menos hasta enderezarse y la piel de la cara se tersa.

Incrementa la resistencia

Con la carrera se incrementa notablemente la resistencia orgánica o sea el aguante del organismo para realizar labores que exijan un extra de energía. La carrera trabaja realizando avances muy suaves, que permitan obtener energía en presencia de oxígeno.

Aumenta la capacidad respiratoria

Empezar a correr regularmente incrementa notablemente la capacidad de almacenamiento de nuestros pulmones, tal es el caso de los apneistas que cuando no están sumergidos a altas profundidades en el agua están practicando carreras de resistencia en grandes distancias. En poco tiempo correr hará que el volumen de aire que puedas absorver sea mucho mayor.

Disminuye la presión arterial

Corriendo frecuentemente se incrementa la elasticidad de los vasos y arterias, así los aumentos de presión sanguínea por cualquier causa son absorbidos por las paredes de las mismas y disminuye el riesgo de problemas vasculares.

Mejora la eficiencia en el trabajo cotidiano

Correr procura como ya se ha dicho una gran resistencia y mejora notablemente la forma física, que hace a uno más eficaz ante cualquier labor o trabajo en el que se desempeñe.

Aumenta el optimismo

Correr permite eliminar o aminorar tensiones y produce la secreción de endorfinas las llamadas hormonas del optimismo, Estas sustancias hacen que los corredores tengan menos problemas depresivos y de ansiedad que las personas que no corren.

Cuándo empezar

Antes de decidirme a por fin poner un pie delante de otro y lanzarme en envión, sopese algunos consejos leídos y otros oídos. Varios sugerían que comenzara en verano y pues la lógica indica que estar bajo el solo inclemente del trópico durante pleno verano no era la manera ideal de sentir que amaría esta actividad, así que inicie cuando las temperaturas de la zona comenzaron a regularizarse entre los 18º y los 21º, lo cual me brindaba la sensación de calentar mi cuerpo de manera natural.

El tiempo de empezar puede ser cualquiera, solo ten en cuenta que deberás cumplir ciertas cosas no muy rígidas para iniciar:

Usa ropa cómoda

Si no te sientes cómodo con una sudadera de cuello alto, cámbialo, no te sirve un short, cámbialo; Lo único importante es estar cómodo al ejercitarte y mantener los pies bien cuidados.

Estira

Nunca finalices sin hacer estiramientos, te garantizo si lo haces que no te dolerá nada al día siguiente, y te evitarás lesiones y esa sensación de endurecimiento que en algunos casos impide la movilidad. Recuerda que debe ser con mesura un exceso de estiramiento puede traer como consecuencia un desgarre.

Ábrete

No te limites, no achiques tus opciones. Corre distintas rutas, en distintos lugares. Al aire libre, en el parque, en tu cuadra, por tu urbanización, crea una ruta que te agrade. Corre sobre una cinta de correr en el gimnasio.

Qué necesito

Ganas

Cuando desees hacer algo, simplemente lo haces y pones todo tu empeño en ello, no te importara lo que digan si lo que te dicen es en contra de tu decisión, así que decídete.

Equipo

Como lo dije anteriormente lo importante es estar cómodo, cuida principalmente tu calzado y mantén tus pies ventilados y frescos, recuerda que sudaras (es lo deseado) lo ideal es franelilla o franela y un short o bermudas que te permita la movilidad.

Cómo empezar a correr

Pasito a paso

Ni se te ocurra empezar correr una maratón de decenas de kilómetros el primer día. Comienza pausado. Un buen patrón serían 15 minutos si hace mucho que no te ejercitas e ir aumentando progresivamente a medida que avanzas  si ya hacías alguna forma de ejercicio o practicabas algún deporte puedes iniciar con más tiempo Al cumplir corre unos cinco minutos muy acompasado para cederle a tu corazón que baje de a poco el ritmo cardiaco.

Hidrátate

Lleva una botella de agua, si te molesta una botella de agua en la mano, consigue un koala o riñonera que te permita portar tu botella de agua. Mantente hidratado y toma pequeños sorbos, no te ahogues, la idea es mantenerte hidratado no bañarte en plena carrera o convertirte en un globo lleno de agua durante el ejercicio. Eso además te dará más resistencia.

Ritmo

El correr no tiene porqué ser fastidioso, en realidad no lo es, y la música es un buen complemento, coloca una banda sonora a tus momentos de carrera y veras como se hace más sencillo.

Descansa

Cuando comencé a correr cometí el error de hacerlo durante 5 días consecutivos, al llegar al 6to día mi cuerpo estaba totalmente agotado;  una de las partes más relegadas de hacer ejercicio es descansar, es permitirle a tu cuerpo, tus extremidades, tu organismo ese descanso, esa recuperación.  Es en ese periodo en que los cambios se llevan a cabo, regenerando tejido. Procura que tus salidas a correr sean con un tiempo de descanso. Puedes hacerlo un día de carrera y un día de descanso.

Política de cookies | Aviso legal | Contacto